Lenguaje adecuado. Be water, my friend


cocina RN 2013-04 8Cada cultura, cada zona, cada grupo… cada persona es diferente. En promoción emprendedora es esencial la comunicación. No sólo para entenderse (que ya es mucho), sino para conectar. Los proyectos se desarrollan desde el interior de las personas emprendedoras.

Por eso es esencial que las personas técnicas que acompañamos equipos emprendedores seamos como plastilina y nos adaptemos a cada grupo concreto. Supongo que es algo complejo, yo diría que básicamente intuitivo. Yo no sabría explicar bien cómo hay que hacerlo. Pero sé que es esencial. Si el equipo emprendedor no entiende algo del proyecto o de lo que nosotros tratamos de explicar, la responsabilidad es siempre nuestra. Nosotros somos los responsables de conseguir una comunicación eficaz y profunda.

En la foto estoy con un equipo emprendedor majísimo de Brasil. Su proyecto es hacer una cocina comunitaria para envasar y vender su excedente hortofrutícola. Para dimensionar la cocina, necesitamos saber cuánto producto procesará. Para ello, les pregunto literalmente qué porcentaje de su producción la destinarán a la familia y cuánto a la cocina comunitaria. Enseguida percibo que me estoy equivocando totalmente en mi forma de abordar y preguntar la cuestión. Eso de utilizar la palabra “porcentaje” es una memez.

Me levanto, cojo unas naranjas que había junto a nosotros en un saco, las pongo por el suelo y nos ponemos a repartirlas. Éstas para la familia y éstas para la cocina. Funciona perfectamente. En esta ocasión sí me di cuenta de que estaba metiendo la pata. Cuántas veces habré hablado en chino sin darme cuenta, sin que nadie entendiera de qué hablaba, aunque me contestara amablemente. Bueno, siempre que nos demos cuenta y que sepamos cómo, tenemos que acertar con el lenguaje.

Por cierto, hablando de lenguaje, hay que ajustar el lenguaje verbal y el no verbal. Según mi experiencia, el segundo varía muchísimo en función de la cultura y, si no estamos atentos, resulta muy invisible. Pero es siempre muy importante. En las zonas de África que yo conozco un poco, el lenguaje no verbal adecuado es esencial para poder conectar con las personas. Así que, como decía Bruce Lee, “be water, my friend”.

Dejar un Comentario